14 de septiembre de 2019

ISO Invariante

Últimamente cada vez se escuchan más los términos ISO invariante, ISOless o invariancia de ISO dentro del mundillo fotográfico. En el siguiente artículo intentaremos poner un poco de luz sobre qué es lo que significa, y como podemos aprovecharlo a nuestro favor.

Resumiendo y simplificando mucho este concepto viene a significar que da igual el ISO con el que dispararemos en nuestra cámara, pues obtendremos el mismo resultado (en cuanto ruido) subiendo ISO durante la toma que subiendo exposición durante el procesado.

Es decir, si nuestra cámara es ISO Invariante, tendremos el mismo nivel de ruido disparando a ISO 100 y subiendo la exposición +5EV en el procesado que disparando a ISO 3200 (5 pasos más). Evidentemente, mientras el resto de ajustes, tiempo de exposición y apertura de diafragma, no varíen.

Por alguna extraña razón, los fabricantes suelen ocultar este tipo de información... así que por lo general no queda otra que hacer pruebas para comprobar si nuestra cámara presenta o no invarianza a ISO. Así que allá fuimos...

Lo ideal sería tener tomas desde ISO 100 hasta lo que ofrezca la cámara y hacer la comparativa sobre toda la totalidad. Yo, conociendo las limitaciones de mi cámara (una 80D) a la hora de subir sombras, he partido de ISO 400 para sólo tener que subir +3EV para poder comparar con una toma a ISO 3200, que es el valor que habitualmente uso en tomas nocturnas. Se trata de hacer una pequeña prueba y no darle una patada directamente a la cámara si llego a ver la paellera de ruido que puede salir si la fuerzo a subir +5EV :D

Todas las tomas se han realizado con una Canon 80D con un objetivo Canon 16-35 f2.8 II, a 16mm y usando su máxima apertura. El tiempo de exposición, para evitar trazas, ha sido de 15 segundos. El ISO se ha variado entre los siguientes valores: 400, 800, 1600, 3200, 4.000, 6400, 8000 y 12800.

Si vemos las imágenes correspondientes a estos disparos, sin ningún tipo de ajuste, se ajustan a lo esperado. La imagen a ISO 400 está muy, muy subexpuesta, prácticamente negra. La imagen a 12800 presenta un ruido muy aparente y alguna zona incluso podría decirse que está sobreexpuesta.

ISO 400 - ISO 12800 - Imágenes sin ajustes

Sin embargo, la sorpresa salta en cuanto se ajusta la luminosidad de las imágenes, como se puede ver en la siguiente imagen. Destacar que se han hecho también ligeros ajustes en las sombras (+20), reducción de ruido (+15), Intensidad (+10), Saturación (+5) y Claridad (+5). Evidentemente, para que la comparativa siga teniendo sentido, estos ajustes se aplicaron de igual manera en todas las imágenes.

Se ha cogido como imagen central la toma a ISO 3200, por ser la sensibilidad que habitualmente uso en fotografía nocturna y por ser la sensibilidad media entre todas las usadas, pudiendo equilibrarse la luminosidad de la toma de ISO 400 subiendo +3EV y la de la toma de ISO 12800 bajando -3EV. Para el resto de toma la exposición se ajusta de forma análoga: +2EV, +1EV...

ISO 400 - ISO 12800: Ajuste de exposiciones

Decía que salta la sorpresa porque no sólo se ha ajustado el nivel de exposición, sino que como consecuencia de ello, se han equilibrado también los niveles de ruido. Es decir, tiene el mismo ruido la toma de ISO 3200 sin más ajustes que los básicos que la toma de ISO 400 a la que se le han subido +3EV la exposición. O al menos yo no soy capaz de diferenciarlos.

En la siguiente imagen puede compararse mejor la imagen central, con las realizadas a ISO 400 (+3EV) y a ISO 12.800 (-3EV). Repito que, al menos para mí, el nivel de ruido es sino idéntico, casi.


Si, por encima, a estas imágenes le aplicamos un plugin de reducción de ruido (tipo noiseware), las diferencias entre ellas se hacen todavía menores, tal y como se ve en la siguiente composición.

Composite: ISO 400 - ISO 12800 + Ajustes LR + Noiseware

Conclusiones


En base a lo visto y mostrado anteriormente, pueden extraerse varias conclusiones...

  1. No sé si hacer esta prueba vale o no para algo... pero por el buen rato que pasé dándole al botón ajustando ISOs, disparando... y luego buscando diferencias en Lightroom, bien ha valido la pena.
  2. Aparentemente mi cámara sí es ISOless... al menos a partir de ISO 400. Habría que ver qué pasa con ISO 100 e ISO 200
  3. En base a estos resultados parece que no es crítico el valor de ISO escogido durante la toma. Evidentemente será mejor ajustar bien sobre el terreno para no tener que forzar luego el procesado, pues no será lo mismo editar un RAW sin tocar que uno al que ya de partida le hayamos subido +3EV. Pero entiendo que para diferencias de 1EV arriba o abajo no deberían de apreciarse muchas diferencias aún después del procesado. Y más teniendo en cuenta el rango dinámico de la mayoría de las cámaras de hoy en día.
  4. La mejor utilidad de esta característica la veo relacionada con una situación que explica Iván Ferrero en su vídeo (https://www.youtube.com/watch?v=HTPHDnVrNao). Si en la toma hay alguna zona con mucha iluminación (e.g. un pueblo) podemos aprovechar esta peculiaridad para disparar a un ISO menor del normal y así no quemar esas luces, pues luego serían irrecuperables en el procesado. Disparando a menor ISO, salvamos las luces y podemos subir la exposición del resto de la imagen para equilibrarla con el resto de tomas y facilitar la fusión.
  5.  Evidentemente, si no queremos ruido en nuestras fotos... nada mejor que disparar al ISO más bajo posible (e.g. 100) y alargar la exposición todo lo que sea necesario. Todo este tinglado sólo es útil cando tenemos el tiempo de exposición limitado si salen estrellas en la toma y no queremos que empiecen a salir trazas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres opinar sobre esto? Adelante y gracias por tu partipación.